Se encuentra usted aquíForo / General / EL PELIGRO DE LOS HONGOS EN LAS PALOMAS

EL PELIGRO DE LOS HONGOS EN LAS PALOMAS


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
EL PELIGRO DE LOS HONGOS EN LAS PALOMAS

Por lo general, la mayoría de los colombófilos no consultan al veterinario y llevan a cabo tratamientos sistemáticos a las palomas, principalmente con antibióticos.

Sin embargo, son muy pocos los que tratan a sus palomas contra hongos. Y aunque en un palomar bien acondicionado, con una buena alimentación y con palomas bien cuidadas, los hongos no suelen aparecer, también es verdad que ante el estrés que ocasionan los concursos y la administración indiscriminada de antibióticos, la aparición de hongos es habitual.

Cuando se trata a las palomas con antibióticos frecuentemente, se pueden generar varios problemas: La no existencia de la enfermedad con lo que se consigue todo lo contrario a lo pretendido, que la posible enfermedad sea vírica y el antibiótico no haga efecto alguno, que bajen las defensas de la palomas y afecte negativamente la flora intestinal, que como consecuencia de todo ello, aparezcan lo hongos y que se pueden generar resistencias y posibilitar la nula efectividad del producto en posteriores tratamientos

Existen muchas variedades de hongos que pueden afectar a nuestras palomas, `por lo cual los síntomas y los efectos pueden ser diferentes según sea el tipo de hongo y el lugar afectado y así pueden afectar la zona bucal, la garganta, el buche, los pulmones, los sacos aéreos, otros órganos internos o, incluso, la piel.

Uno de los problemas que plantea una infección por hongos, es que no siempre hay síntomas visibles y que, en ocasiones, se pueden confundir con infecciones bacterianas. Aunque en ocasiones se pueden detectar lo hongos en la lengua y la garganta, con frecuencia las palomas con hongos vomitan la comida y baja su rendimiento en los concursos.

Es muy importante diferenciar los problemas respiratorios ocasionados por bacterias y, por lo tanto, tratables con antibióticos y los causados por hongos a los que el antibiótico no solo no hace el efecto deseado, sino que sus efectos pudieran generar mayor proliferación de hongos.

La mejor defensa para evitar la proliferación de hongos, es tener un plomar bien ventilado, con pocas palomas, evitar la acumulación de excrementos, sin humedad, con palomas bien alimentadas desde pequeñas, con una flora intestinal no sometida a tratamientos indiscriminados de antibióticos y una ración adecuada fuera de zonas húmedas o portadora de hongos bien por almacenamiento o por otras circunstancias.

Independientemente de los tratamientos específicos contra los hongos, la utilización del vinagre de manzana (u otro) puede evitar la proliferación tanto de hongos como de bacterias.

juan reboso