Se encuentra usted aquíForo / General / LAS SUELTAS DOBLES Y TRIPLES

LAS SUELTAS DOBLES Y TRIPLES


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
LAS SUELTAS DOBLES Y TRIPLES

Como se ha podido ver, en todos los planes de vuelo que se han visto, hasta ahora, se contemplan SUELTAS DOBLES y, en algún caso, SUELTAS TRIPLES de concursos.

Y si siempre me he pronunciado en contra de estas sueltas dobles y triples, ha sido por muchos motivos. Veamos:

1. En la mayor parte de los Clubes y posiblemente en todos, se premia LA VELOCIDAD, incluso en las sueltas de FONDO. Es decir, en muy pocos Clubes o ninguno, se premia LA SEGURIDAD. Es decir, se premia a las palomas que antes lleguen al palomar sin premio para las que, habiendo llegado, lo hacen tarde. Puede que en algún Club premien todas las palomas pero, aún así, los puntos a obtener por las últimas son siempre escasos.

2. Este sistema de puntuación o premio, hace que, en general, los palomares que se encuentren en el punto de entrada de las palomas, resulten beneficiados y muy especialmente cuando las palomas que premian cubren el cupo de premio en pocos minutos, como sucede, con frecuencia, en las sueltas entre los 100 y los 200 kilómetros.

3. De acuerdo con lo que expongo en los dos puntos anteriores, en general, en las campañas, las palomas que regresan de los puntos de suelta y premian, representan un porcentaje relativamente pequeño en relación con el total de palomas que cada palomar dispone para la campaña. Es decir, muchas palomas llegan al palomar, pero son pocas las que premian e incluso algunas no premian nunca.

4. Por lo expuesto hasta aquí, parece lógico pensar que si se dispone, por ejemplo, de CIEN PALOMAS tendré más opciones a un porcentaje más alto de palomas con posibilidades de premiar, que si dispongo de solo CINCUENTA PALOMAS. Y hay que considerar que a mitad de la campaña, muchos palomares no cuentan con más de una veintena de palomas.

5. Hay que considerar que, entre las palomas con posibilidades de premiar, se pueden dar muchas circunstancias que impidan o al menos aconsejen no encestarlas o, en caso de hacerlo, no enviarlas a concurso. Por ejemplo: palomas que han puesto un huevo el día del enceste, palomas que se prevé pondrán en las cestas, palomas que pueden perder las últimas remeras, palomas con últimas remeras mudadas no desarrolladas adecuadamente, palomas que llegaron agotadas en la suelta anterior, machos a pico en sueltas de fondo, hembras sujetas a estrés por los machos o cualquier síntoma de posible enfermedad (patas frías, plumaje erizado, narices oscuras, ojos apagados, cola baja, apatía a comer, estornudos, pérdida de posadero, excrementos no apropiados, etc. etc.)

6. Visto todo lo expuesto, no es lo mismo que se tenga que elegir a TRES O CINCO palomas para enviar a UN CONCURSO, que elegir a SEIS O DIEZ para mandar, el mismo día, a DOS O TRES CONCURSOS.
Esta situación provoca:

1. Mayor ventaja para los palomares grandes que pueden escoger con mayor facilidad.

2. Posible desgaste de las palomas al tener que enviarlas a los concursos sin estar en las mejores condiciones.

3. Mayores riesgos de pérdidas, tanto en cuanto a las condiciones físicas de las palomas, como en el caso de sueltas adversas.

4. Posibilidad de no poder completar alguno de los concursos, con el desánimo para el colombófilo.

5. Incidencias negativas para poder llegar con las palomas adecuadas hasta finalizar la campaña.

Y, aunque en ocasiones, lo que se pretende es abaratar la campaña, no creo que merezca la pena, porque el ahorro económico puede tener más desventajas que beneficios. La campaña se puede abaratar reduciendo el número excesivo de sueltas que se suele hacer.

Porque, aunque el objetivo es el de competir y ganar, debería hacerse conciliando el aspecto económico con las mejores condiciones para las palomas y para los colombófilos

En definitiva creo que, de una u otra manera, las SUELTAS DOBLES y TRIPLES van en contra de las palomas y en contra del colombófilo y, por lo tanto, EN CONTRA DE LA PROPIA PRÁCTICA COLOMBÓFILA.

juan reboso.